Libres del cáncer cervicouterino

El Universal

By: Irene Natividad

Si usted entra a una tienda, una fábrica u oficina, pronto notará algo: las mujeres están por todas partes

En América Latina y el Caribe, las mujeres representan una proporción cada vez mayor de la fuerza laboral y alrededor de 33 millones de mujeres se sumaron a ella entre 1990 y 2004. En varios países las mujeres crean pequeñas empresas a una tasa mayor que los hombres y de hecho ahora son la mayoría de los consumidores globales.

Aún así, existe un obstáculo que con demasiada frecuencia impide a millones de mujeres llevar una vida sana y productiva: el cáncer. Por eso, esta semana se celebra en Vietnam la Cumbre Mundial de las Mujeres, en la que representantes de 70 países discutirán estrategias para eliminar el segundo tipo de cáncer femenino más letal en Centro y Sudamérica: el cervicouterino.

Cada año, más de 33 mil mujeres mueren debido al cáncer cervicouterino en esta región. Lo que poca gente sabe es que la mayoría de estas muertes son prevenibles. En los últimos años se han desarrollado nuevas vacunas y pruebas de alta precisión que en conjunto brindan la oportunidad de erradicar esta devastadora enfermedad.

Uno de los avances científicos más importantes de los últimos años ocurrió con la creación de una vacuna en contra del virus del papiloma humano o VPH, el causante principal del cáncer cervicouterino. Estas vacunas contra el VPH (aprobadas en 2006) son uno de los más importantes avances en salud pública.

Éstas pueden llegar a proteger contra 70% de los cánceres cervicouterinos, pero a pesar de que ahora están ampliamente disponibles para jóvenes en Norteamérica y Europa, la mayoría de las mujeres en Latinoamérica y el Caribe no tienen aún acceso a ellas.

Por otro lado, este método no ofrece protección total, por lo que se hace necesaria la identificación temprana de mujeres con alto riesgo. Si a una mujer se le puede diagnosticar en su juventud como proclive a contraer este cáncer, las células cervicales anormales pueden ser removidas a tiempo y así salvarle la vida. Algunos expertos han advertido que si las mujeres no se someten a exámenes médicos regulares, las tasas del cáncer cervicouterino podrían aumentar pese a la introducción de las nuevas vacunas.

En los últimos 60 años, la principal forma de detectar cáncer cervicouterino en países desarrollados ha sido el Papanicolaou, una prueba donde se examinan las células cervicales a través de un microscopio. Aunque esta prueba ha salvado muchas vidas, su precisión para detectar si la mujer tiene alto riesgo de contraer el padecimiento es de solamente 50%.

Recientemente, los científicos desarrollaron una prueba avanzada para la detección directa de VPH. Cuando esta nueva prueba se usa junto con el Papanicolaou en mujeres de 25 años o más, se pueden detectar los más graves tipos de cáncer con una certidumbre de casi 100%.

Los investigadores buscan ahora crear una versión de este proceso específicamente para países de bajos recursos, que no requiera de infraestructura (como electricidad y agua limpia) y se pueda realizar con un mínimo de capacitación técnica. Esta prueba logrará proteger contra el cáncer cervicouterino.

Existen pues las herramientas necesarias para erradicar el cáncer cervicouterino, pero sólo será posible si luchamos por ello. En México, las autoridades empezaron a tomar la iniciativa. El Instituto Nacional de Cancerología ha anunciado que la prevención de esa enfermedad es una prioridad para el gobierno. En mayo de 2007, se publicaron nuevas normas federales para la prevención de cáncer cervicouterino que avisaron que las nuevas pruebas de detección del VPH podrían proveer mejor protección a las mujeres.

Éste es un buen punto de partida, pero otros gobiernos en la región deben seguir el ejemplo de México para asegurar que las mujeres y niñas tengan acceso abierto a esta vacuna y que mujeres de 25 años y más pueden realizarse pruebas para la detección del virus.

El sector empresarial tiene también una responsabilidad. Al proporcionar vacunas, pruebas y tratamiento a las mujeres en el lugar de trabajo, los negocios podrán crear una fuerza laboral más saludable que se traduciría en mayor productividad y mejores ingresos.

El mundo tiene la obligación moral de hacer que estas poderosas tecnologías estén amplia y rápidamente accesibles a todas, sin distinción.

Las mujeres hemos superado un sinnúmero de obstáculos en nuestra lucha por la independencia económica y sin duda podremos tomar la delantera si dejamos como legado un mundo libre de cáncer cervical.

(Irene Natividad es la presidenta de la Cumbre Global de Mujeres, copresidente de Corporate Women Directors International y Directora General de la empresa de asuntos públicos GlobeWomen, con base en Washington, D.C.)

From the 2011 Global Summit of Women

Presentations by:

Hon. Maki Esther Ortiz Dominguez, Deputy Minister of Health (Mexico) on Mexico’s experience in combating cervical cancer during Summit’s Closing Ceremony. Click here to see the Presentation

Elizabeth BenhamPresident of International Federation of Business and Professional Women, a partner of the Global Consortium of Women to End Cervical Cancer, on their efforts to inform their members on cervical cancer issue.

Peer Schatz, CEO, QIAGEN, during Plenary session on Corporate Social Responsibility. Click here to see the Presentation

Pledge from:


European Professional Women’s Network to join Global Consortium of Women to End Cervical Cancer, made by Ana Garcia Fau, CEO, Yell Publicidad and President, European Professional Women’s Network-Spain

From the 2010 Global Summit of Women

At the Closing Ceremonydedicated to topic “Leading Cervical Cancer Prevention”:

H.E. Selma Kikwete, First Lady of Tanzania on her country’s efforts.

Hon. Meng Xiaosi, Vice Chair, All China Women's Federation on China’s pilot
screening program.

Hon. Rebecca Kadaga, Deputy Speaker of Parliament of Uganda on her country’s initiatives.

Yang Lan, Co-Founder & CEO, Sun Media (China) on her media company’s
education initiative on cervical cancer prevention.

Sara Lyle, Board Member, Tamika and Friends (USA) and Cervical Cancer advocate on the need to engage everyone, click here to view presentation.

At the Ministerial Roundtable:

Speech given by Victor Chu, President, Qiagen Asia Pacific.

Archives

2009 GLOBAL SUMMIT OF WOMEN

To learn about the Global Consortium of Women to End Cervical Cancer speeches and pledges made during the 2009 Global Summit of Women in Santiago, Chile, click here.